Puesto de muñecos

Ayerbe, plaza Baja, sabado 18 de septiembre de 1920.
Ricardo Compairé Escartín, AFIAA, Diputación de Huesca.

 

En la feria de Ayerbe abundaban los puestos de juguetes. Los niños miran absortos aquellos juguetes tan escasos en su vida cotidiana y la fantasía les lleva a crear mundos reales con esos pequeños artefactos.

Las niñas piensan en hacer trajes para la muñeca de trapo con bonita cara de porcelana. Les gusta recrearse como madres de aquel añorado objeto, Los niños con tambores, panderetas y castañuelas o con un simple silbato de caña se recrean como un gran músico. Los carros que representaban uno de los grandes adelantos en el transporte agrícola, era el sueño apetecido por los chavales más mayores.

Los automóviles tan escasos como acceso imposible en los medios rurales también podían cumplir la quimera imposible, reproducido en un juguete, solamente con unos trozos de hoja de lata trabajado y pintado con chillones colores.

La fantasía también se podía comprar  en la feria.

Los dos matrimonios con sus hijos.

 

 

La familia de "casa Manoleta" de Biscarrués.

En la imagen aparece, frente al puesto de muñecos Vicenta a sus 42 años de edad. Mariano a los 21, Vicenter a los 5 y Orosieta a los 2 recien cumplidos.

Las seis mujercitas.

Manuela de "casa Marcial" de Piedramorrera y sus cinco amigas de Ayerbe y Biscarrués.

Puesto de muñecos

Música, Nacho Acín "Reminiscencias".
Textos y bocadillos Luis pérez Gella.