Portada presentación "Encendiendo el mixto"

 

 

El fotógrafo no falsea el interior de los cuerpos, sino que nos los presenta tal como fueron en un instante concreto, enmarcados únicamente por los bordes de la placa fotográfica.

AYERBE. Encendiendo el “mixto” fondo Ricardo Compairé Escartín.
AFIAA. Diputación de Huesca.

 

La fotografía es más que una prueba: no muestra sólo algo que a existido, sino que también y ante todo demuestra que ha sido. En ella permanece  la intensidad del referente, de lo que fue y ya no existe. Provocando esa mezcla de placer y de dolor conocida como  nostalgia.

                                                                                                              Roland Barthes

 

Assemblage. Mariano Buen."Trasmutación" 60 X 50 cm.

 

En apenas unos años hemos dado un paso de gigantes pasando de andar con abarcas remendadas y palos para arrear al ganado a movernos entre ordenadores y teléfonos inteligentes de ultima generación.

UNA SINCRONICIDAD ES UN MILAGRO.

1ª Instantánea. Ayerbe. Sábado 18 de septiembre de 1920. Feria de San Mateo. “Encendiendo el mixto”.
Ricardo Compairé, AFIAA. Diputación de Huesca.

2ª Instantánea, Fiestas de Santiago Apóstol Sabiñánigo, 24 de julio de 2010

 

Para el doctor y filósofo Depak Chopra, un milagro es justamente un hecho sincrónico; es un indicativo de que en nuestro interior se está produciendo una trasformación hacia un nivel de consciencia más elevado.

 

La sincronicidad nos revela algo importante que tenemos que interpretar. Lo señala a quien le ocurre. La sincronicidad es la consciencia superior que nos  da a entender en un momento dado cómo nuestras vidas pueden ser dirigidas o que aspectos son  más importantes para nosotros, para ayudarnos a sanar y seguir adelante.

 

Cada sincronicidad que nos ocurre en la vida es portadora de un mensaje. El significado oculto de las coincidencias significativas o sincronicidades lo podemos hallar poniendo atención a cada una de ellas.